En el que es considerado por muchos, como uno de los mejores tiros libres en la historia del fútbol, el extremo de la selección brasileña Roberto Carlos le pegó al balón con la parte externa del botín desde unos 35 metros, aproximadamente, de la portería y la pelota hizo una pronunciada curva por afuera de la barrera de Francia y se metió pegado al poste izquierdo, en un partido amistoso de Brasil contra Francia en 1997.

El remate parecía que saldría desviado por mucho a la derecha, pero en un momento inesperado, el balón describió una trayectoria curva para entrar al arco. El sorprendido portero francés Fabian Barthez permaneció estático observando la trayectoria del balón y el gol permaneció así para la posteridad.

Figura 1. Descripción de la curva.

Este fenómeno acontecido tiene una explicación científica llamada “Efecto Magnus” es un fenómeno físico que plantea que la rotación de todo objeto afecta la trayectoria del mismo a través de un fluido (aire, agua).

Para el ejemplo del gol, la rotación del balón a una determinada velocidad hace que el aire se adapte al trayecto del objeto en movimiento.

Respecto a esto, cuando la dirección del aire va en contra del giro del balón, se crean corrientes que hacen que el balón tienda a cambiar su dirección lógica de una forma casi errática.

En distancias cortas y a poca velocidad, este efecto es apenas perceptible, pero en el ejemplo del gol de Roberto Carlos, cuando el balón empieza a girar a una gran distancia y mucha velocidad, el Efecto Magnus se manifiesta de forma evidente.

El gol puede ser revisado en el canal de YouTube siguiendo el link: https://www.youtube.com/watch v=NyMfhu7yaJo

Referencias de consulta
Aguiar, C. E. y Rubini, G. M. (2006). La aerodinámica de la pelota de fútbol.
Revista de la enseñanza de la Física, 19 (1), 71-110.